viernes, 1 de setiembre de 2006

La Caída de Endlessland

Photobucket - Video and Image Hosting

Recuerdo que, en un día de invierno, con el cielo tan gris como suele haber en nuestra no tan bienamada Limatown, se encontraba un chico, como tu o como yo, sentado junto a la ventana, imitando a Candy cuando piensa en Terry, que suspiraba de aburrimiento, cansado de solo leer historietas, coleccionar muñecos, ver Sex-in-the-City, decorar su cuarto o su wallpaper de la compu, de poner Add-ons, descargar música o videos de 8 minutos de extensión. Sin querer queriendo, se rompió la silla (bien tacaño eres tío, no la mandas a arreglar y le pones goma) y cayó al suelo.

En eso, abre los ojos. Pensó que el golpe no había sido gran cosa, y escuchó a un ruiseñor cantar por la ventana. Se acerca a verlo y en eso, una voz en forma de luz aparece ante sus ojos. Esta voz, demasiado raro para mi gusto, le dijo que buscara El Cáliz de la Vida... Pero como el chiquillo no tenía ni idea de dónde estaba parado, le dio una misión más fácil, como para principiantes.

- "Muchacho, has de descubrir el porqué se dio la Caída de Endlessland".

Oh, ¿Desde cuando uno hace caso de vocecitas en la cabeza que le hace salir de su cálida cama y sacrosanto hogar para... ir en busca de un Grial? ... ejem... perdón, me confundí de historia. No hablaba de Parsifal.

Claro, el muy webas no tenía ni idea de que michi era Endlessland. Pero tan curioso era que aceptó la misión de la fantasmagórica voz. No sabía ni cómo atarse las agujetas, pero sabía que tenía que hacer esto, sino un grupo de fanáticos le iba a caer encima por monse. Estuvo rebuscando entre las baratijas que tenía en su cuarto pero no sabía qué hacer. Recordó algo que leyó de otras cosas "infinitamente proporcionales" como el algoritmo de X o la Muralla China y pensó que Endlessland era una larga serpiente longitudinal de roca que se extendía por un territorio no muy grande, pero por alguna razón sonaba a incontable.

Claro, Endless significa infinito. No fundas, no hablo del Camino de la Serpiente que recorrió Gokú para entrenar con Kaiosama... eso ya es malea'o, sino de una travesía por la que tuvo que avanzar el chico. Ah, el chico se llamaba Trucho, o así me pareció escuchar. Ya se, las cosas no son como las pintan, pero bueh... allá él... allá tu... allá nosotros... Quién se entiende, ¿No?

Mejor sigamos antes que se aburran, y de pasada, yo también.
Trucho quería salir del paso, pero cuando salió de su casa, olvidó un pañuelo en su casa, y fue a sonarse la nariz. En eso, en su espejo encontró una pista:

-"20 pruebas has de hacer, o tendrás que vender churros afuera del Congreso".

Claro, no se refiere a problemas de física, sino pruebas físicas. Entre ellas la de las 100 lagartijas en 5 min, los 200 metros planos, la prueba anti-dopping, descubrir Quién es Tom Bombadil, Cómo Vencer a Hades, Aprender Klingon y hablar para un discurso (ayudándose del libro "Klingon para Dummies"), recitar La Flor de la Canela con un megáfono, destruir la Estrella de la Muerte y otras perlasytonteras.com (ahora con Radioblog!)

Entre una de esas pruebas, tuvo que cruzar un río bien viscoso y sacar una trucha del Río Rimac. En eso encontró a un ser delgaducho, famélico, al cual se le veían todas las costillas y tenía un cráneo enorme y calvo, con dos ojos brillantes, que no tenía el tamaño más grande que el de un Bóxer o un Shitzú. Susurraba mucho con la “ss”... parecía que le hacía competencia a un tal mago que habla lengua Parsel (idioma de las serpientes) y se pelearon por la trucha. Fue una batalla campal (claro, estaban en el campo, duh!). El punto es que tras muchas resbaladas, patadones, empujones, gritadas, mi preciossso, entre dichas gritadas, ambos saltaron por un acantilado. Lo bueno es que Trucho no es taaan trucho y si tenía algo de ducho, ducho en la materia de agarrarse de donde pueda, y usó un portaligas (tan inocente no era el chibolo) para sujetarse de una rama.

En plena lucha contra el pseudo-gremlin, dejó caer el pescado, y tuvo que arrojarse... Lo bueno es que cayó en sacos de arena. Vaya a saber porqué estaban ahí. Entonces corrió y sacó del pescado un anillo. Parecía que era de bodas, porque justo cuando prendió un cigarrillo y lo acercó a dicha joya para buscar si tenía alguna inscripción, se encendieron unas letras, parecía que decía "recién casados" pero en una lengua más indescifrable que Japonés hablado por Kenji, y se dio cuenta que a alguien se le había perdido. O que al menos no le convenía quedárselo y subastarlo en Deremate.com. Aunque seguía sin saber qué era la Caída de Endlessland.

Un montón de zombis empezaron a seguirlo (también pues fulano... qué haces por el cementerio del distrito), entonces Trucho pidió una jaladita hasta el centro de un palacete y se encontró con el Gran Zoquete, digo, Quezote, una especie de monje regordete, a quien Trucho le enseñó dicho artilugio.

- "No juegues, chaval, que esta joya pertenece a una antigua civilización. Has de regresársela a su antiguo dueño. Ni se te ocurra entrar a Wikipedia, que no vas a encontrar nada".

Salió del templo. Y se dio cuenta que quería ir a misa pero se confundió de dirección como suele hacer Ryouga de Ranma 1/2 y ya ni sabia por donde estaba. Y seguía sin saber qué era La Caída de Endlessland.

Luego de estar 45 minutos mirando la película "La Caída" (esa donde sale un señor con bigote muy a lo Chaplin), empezó a mirar el anillo, y, por alguna razón, la inscripción decía "Ve a l 2", y se fue al Canal 2 para participar en "Trampolín" y ganar muchos premios. Piña, no ganó ninguno y se tuvo que conformar con quedarse con el anillo y sacar más pistas.

- Ve a l 2... Momento, no es Plaza Vea, sección L 2???
(Narrador: Las idioteces pueden ser contagiosas, no lo culpen.)

Fue a Vea, y en dicha sección, encontró a un antiguo miembro del personal. Lo estaba esperando.

- "Hijo si me das este anillo, te diré lo que estás buscando".

Se lo dio. No tuvo mucha intención de negárselo. Quería saber qué era La Caída de Endlessland. No es algo que ves en una esfera de Cristal o que sacas de premio de una caja de Cereal Kellogs. El viejecillo, de traje gris, barba plateada y un gorro que decía "Viva el Chapulín Colorado", lo llevo por una compuerta del local. Trucho no estaba muy seguro, pensó que el viejo era un embaucador, además, ya había visto la peli "Click" y pensó que le daría un control remoto, pero no le dio nada a cambio, salvo que su nombre no era Morty, sino Randalf.

- Voilá, descubrí el secreto de tu infortunio, joven viajero.
- ¿Encontraré a la mujer de mi vida?
- No pues... no seas abusivo, hijo... te ganaste un boleto a la premiación de los MTV Movie Awards!
- Quéee???? ¿Esto no es cosa de Cámara Escondida?
- Te cojundiste cuñau, nada que ver con Harry Potter...
No cholo... la verdad es que yo... ¡SOY TU PADRE!
- Plop! Tan feo no soy, tío. Creo que te quinceaste de película.
- Tranquilo, que no te digo nada.
- Prosiga usté, caballero del zobaco.
- Bueno, esto era sólo un preámbulo, imaginé que serías más ducho que un par de trekkies, resulta que dicha joya narra las peripecias de un grupo de fans, que quería contarte una historia.
- Y cual era esa peripecia, ¡oh, Panorámix!
- No me vaciles, oe.
- Ok, Sacristán, siga usté.

- Resulta que había, antaño, un grupo de gentita que pensaba en más que coleccionar estampillas, y quería expresar algo, pero que este grupo, fuera de lo creativos que estuvo en un momento, y de compartir tantas cosas por blogs o listas de interés, se llenó de aburrimiento. Se llenó de eso que llamamos consumismo. Bueno, pero no estamos para filosofadas. Este grupo te eligió a ti para que seas el protagonista de una historia sin fin (ojo, sin ánimos de robar los derechos de autor de "La Historia Interminable" de M.Ende) y querían que pasaras por muchas historias, y que fueras el héroe (a mi parecer eres todo lo opuesto) de muchas aventuras y desventuras, para hacer de este sitio en el que estás parado, Endlessland, un lugar de exploración sin límites, que siempre haya algo que contar, que nunca surgiese una nueva Caída, salvo la de la catarata, que me gustó bastante, jo jo jo.

Trucho no le creyó mucho en ese momento, y así y todo, se fue a su casa. Claro, aprovechó para comprarse un reloj y una brújula, para no estar tan perdido. Ya sin anillo, sin pistas, sin una espada láser y sin un monigote siguiéndolo. Por una vez al menos pudo estar tranquilo, pues esta vez, no se la pasó marmoteando en su jato, hizo más de una peripecia y, pensó por un instante. Había hecho todo esto solo, sin depender de nadie. Esto era lo que había estado buscando todo este tiempo.
.

Esto es para él Endlessland. Para ti... ¿qué es?

Tags:

8 comentarios:

Dinorider d'Andoandor dijo...

le recomiendo a Trucho la brujula de Capitan Sparrow!
si es que ya sabe lo que desea le sera muy util!

Supongo que las cosas caen cuando nos dejamos llevar por las cosas que nos rodean y nos apartan de muchas de las cosas que queremos, si uno no se deja caer es probable que sea mas dificil que se nos haga ir cuesta abajo

Kat dijo...

mi Dios...
nadie entiende el mensaje?
Endlessland está muriendo
y ninguno salvo Swerch hacemos nada para rescatarlo

Bombadil dijo...

Endless se encuentra mas alla de la cortina de agua. Es el lugar donde, al ponerse el sol la luz es mas intenza. Es la tierra donde puedes oir las voces de la naturaleza, decirte cual camino seguir.
Cuando las palabras no puedas escribirlas, pide ayuda. Pues las ideas nunca te abandonaran, mas alla de lo que muchos puedan pensar.

Dinorider d'Andoandor dijo...

katcita: creo que la gente si capto!

solo falta la reaccion a la accion!

Kat dijo...

se me vino a la mente la imagen de un avión a chorro.

Swerch dijo...

Y cayendo en picada, con un gentío en busca de cambiar el rumbo.

Eso me recuerda a cierta película que por estos días de setiembre está en cartelera.

Dinorider d'Andoandor dijo...

Balrogs! estan demasiado pesimistas, asi atraen mala vibra!

contra
contra

cocacho para ambos!

Dinorider d'Andoandor dijo...

sorry
se me paso

chocolate para ambos!