lunes, 24 de julio de 2006

Paxº


Mezclemos la guerra y los sentimientos....
...quizás un Bloody Mary sepa mejor.

¡Ja!
¡Cómo si me gustaran!
Mejor me tomo un buen tequila y respiro tranquilamente las bocanadas de mi habano que muere lentamente en el velador.

Y es que las historias son curiosas (y a menudo recelosas).
Nada satisface. Nada complace. Todo raspa hondamente nuestro tracto respiratorio y deja huellas profundas en la garganta...huellas que jamás podremos borrar.

Y de eso se trata todo señores. De que tengamos cojones y que enfrentemos gallardamente las adversidades. Pues el que sea chica no significa que lo ignore. No nacemos machos. Nos volvemos caraduras a punta de cocachos...

...o quizás de patadas entre las piernas. No lo sé. Prefiero limpiar la gamuza de mi zapatos, mientras veo como todo pasa...mientras todo carece de sentido.

Si hacemos el amor o si matamos al vecino. Todo se torna efímero mientras no aceptemos que necesitamos una razón para vivir.

ºPublicado en mi portal (Ipsolateral).

2 comentarios:

Swerch dijo...

¡¡BRAVISIMO, BRAVISIMO, Kat mi cielo!!

Es cierto. Si nosotros mismos no tenemos nocion de la realidad, del pellejo que nos cubre, del verdadero significado que existe por estar presente y por ser partícipes u observadores de cada una de las acciones que nos rodean, pues, somos como una simple marioneta. En ese caso, mejor quedarnos donde nos quedamos, en el polvo del cual nacimos.

Correcto. Hay acciones que no necesitan de gran esfuerzo, como optar por patear un balón, por fumar, por romper una silla... pero otras, como irrumpir la quietud de otra persona, por violar el perímetro de alguien, por robar, por agredir, por joder... todo al final es lo mismo, todas son decisiones que se encuentran en el vaivén de la vida misma.

¿Acaso no añoramos tanto vivir? Entonces vivamos como podamos, pero seamos concientes de lo que arrastramos o causamos.

PD: Dos cosas vinieron a mi cabeza: Los lustradores de botas que usan internet en Miguel Dasso y... la película "Elephant".

Dinorider d'Andoandor dijo...

Si quiza algo caraduras pero nuestras caras se vuelven mas duras y las duras se vuelven mas caras tambien!